La Oficina de la Mascota

Una Ciudad Sostenible

Desde la Oficina de la Mascota queremos ayudar a compaginar la sostenibilidad de la ciudad con el respeto por los seres vivos. Cuando son cada vez más numerosas las familias que tienen entre sus miembros a un animal de compañía, aprender a convivir y a respetar con la naturaleza se hace cada vez más imprescindible. Nuestras mascotas nos acercan a la biodiversidad, nos mantienen en contacto con la naturaleza y nos enseña a respetarla.

Ser respetuosos con los demás, sentir la responsabilidad de que un ser vivo depende de nuestro buen hacer, aprender a convivir con los demás y disfrutar haciendo todas estas cosas, es una labor muy importante y que debe comenzar en los primeros años de nuestra vida, en la infancia. Por ello nos parece fundamental la labor de educación en el respeto y en el cuidado de nuestro entorno que se debe de hacer con los niños. Educar en el respeto hará de nuestros hijos adultos conscientes de su pertenencia a una biosfera rica y de que hay que preservarla.

Aprendamos a respetar los espacios verdes, las zonas comunes de las ciudades, mantengamos limpias las aceras, seamos respetuosos con las plantas y animales, aprendamos a cuidarlos y a disfrutarlos.

Ese es nuestro objetivo. Aprender para saber, saber para compartir, compartir para disfrutar.

Sostenibilidad y educación.

La labor del aprendizaje en el respeto y el cuidado del medio ambiente debe comenzar desde las primeras edades.

Enseñar a los niños a respetar, cuidar y querer a los seres que pueblan la naturaleza que nos rodea, disfrutando en esa labor, es básico y fundamental-

Aprender a respetar los jardines de nuestras ciudades, los animales urbanos que viven en ellos, conocer sus costumbres y ciclos vitales les convertirá en adultos comprometidos con el Mundo y con su diversidad.

La labor de divulgación debe de involucrar a diversos colectivos como los colegios, las asociaciones protectoras de animales y plantas y los distintos servicios que los ayuntamientos tienen.

Campañas de divulgación sobre las distintas especies de animales y plantas que hay en parques, jardines y calles, talleres de concienciación en el reciclaje y actividades en los espacios públicos ajardinados son importantísimas para lograr el objetivo de educar ciudadanos respetuosos y que empatizan con el resto de seres que les rodea.

Aprender a cuidar

Muchos niños quieren tener una mascota. Estudios psicológicos resaltan los beneficios que el cuidado  de un animal tiene en el desarrollo emocional de los niños.

Enseñarles cuáles son las necesidades de las mascotas, las responsabilidades que supone que una ser vivo y que siente dependa de ellos, aprender a cuidarlos, es otra tarea importante para la educación de nuestros hijos.

Colegios veterinarios y asociaciones de voluntarios son imprescindibles a la hora de llevar a cabo esta importante tarea de divulgación y concienciación.

Los cuidados básicos en alimentación y ocio, las medidas higiénicas y de salud pública, las campañas de vacunación y desparasitación, compartir con otros los espacios de ocio.

Amor y respeto por las formas de vida harán de nuestros hijos mejores ciudadanos el Mundo, tomando conciencia de que forman parte de una Biosfera única y diversa, en la que todos tenemos cabida.

Animales que nos ayudan.

Conocer la labor importantísima que para el ser humano realizan los animales es un gran incentivo para sentir por ellos respeto y admiración.

Perros que en su labor desinteresada rescatan personas en catástrofes, ayudan a la prevención de la delincuencia a los cuerpos de seguridad, buscan a personas perdidas en la montaña , ayudan en la vida diaria a personas con minusvalías, traen alegría y paz a nuestros mayores en centros de la tercera edad y son un aliciente para la reinserción social en centros penitenciarios.

Quién no se ha encontrado por la calle con un invidente acompañado de su perro lazarillo o ha visto la patrulla canina de las distintas policías.

El duro trabajo de entrenamiento y educación de estos animales rinde sus frutos en la mejora de la calidad de vida de todos nosotros.

Conocer cómo reaccionar ante estos perros cuando están trabajando, su labor callada y desinteresada, su entrega y su dedicación y al final de su vida laboral, su merecida jubilación.

Pon tu grano de arena

No tenemos grandes objetivos. No nos mueven metas imposibles.

Creemos que la educación en el respeto llevará a nuestros hijos a un mundo mucho más amable.

Enseñémosles a no arrancar las ramas de los árboles, a hacer bebederos para las abejas agotadas, a echarles migas de pan a los pájaros, a no tirar piedras a los animales, a acariciar a los perros y gatos, a dejar un poco de agua en un recipiente para los perros sedientos… en definitiva , mostremos a nuestros hijos que el respeto es una forma de amistad.

Patrocinadores

Colaboradores

&

Mesas Redondas

&

Talleres

&

Asociaciones

&

Perros Sueltos

3 + 1 =

Queremos leer tus sugerencias

Comparte ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someoneShare on LinkedIn